jueves, diciembre 01, 2005

Presiones, coacciones y hostigamiento a la COPE.

Bueno, he intentado pasar de la noticia, he intentado no leer sobre ello para no enterarme, he intentado no escribir esta noticia, pero para su no-sorpresa, esto no ha sido óbice para que ésta no siga aquí y recobre mayor fuerza y fiereza.

Ya es lamentable que unos ignominiosos dirigentes de una región de España, intenten cerrar mediante la vía administrativa de la concesión la emisión en su territorio de la cadena de radio COPE. Es una cosa nefasta y fatal, para la democracia, para la libertad de prensa, y para los derechos de los ciudadanos de informar y ser informados. Pero claro, es que estamos gobernados por un gobierno socialista a la vieja usanza. Socializante y socializador. Horrorizante y horrorizador.

Esto se ha visto seguido por la difusión de la idea de que es la cadena del odio y de no se qué y de no se cuanto y de blablabla y además fascista!, católica!, y tradicional!, vamos todo lo más perverso que hay en esta vida y de lo más cabrón!.

Pero hete aquí que nuestros bienintencionados progres socializantes republicanoides y separanoicos oriundos del principado catalán, ven con malos ojos la supuesta injusticia de la ilegalización de EH, y del periódico abertzale Egunkaria, por su vinculación con ETA. Pero claro está que esto último ha venido previa resolución judicial, y lo otro no es más que una ley mordaza para acallar la voz de los antagonistas políticos.

Después de toda esta mierda de doble moral y de los mas burdo de la coacción de la generalidad, esta aquella que la neokomitern ha difundido ya: la COPE cadena del odio, que resucita las ideas guerracivilistas. Y no baste con esto que los neoescaramots han ido por la vía de la acción directa, de la presión, y del acoso y la provocación haciendo un acto ilegal en las instalaciones de la cadena COPE en Madrid, y han enrarecido el transcurso de la mañana.

Pues bien, para los tranquilotes que tiran para la izquierda, para aquellos que quitaran hierro al asunto decirles claramente: No es democracia que se ataque y vulnere la cadena COPE sin venir a cuento; Sí es democracia que soliciten a la delegación del gobierno la posibilidad de hacer una manifestación en su contra. La democracia no es hacer lo que te salga de la peineta en el momento que te salga de la montera, sino su significado es regirte bajo el imperio de la ley, teniendo a éste como techo.

Y una incógnita para los amantes de la historia contemporánea de España: problemas y crack económico en el campo, ataque contra los medios de comunicación y periodistas, malestar con la iglesia, presión y aumento del ansia de poder e independencia desde las vascongadas y desde el principado catalán, ¿a qué recuerda esto? Para no tener más dudas, Sr. Zapatero suspenda a usted a las órdenes religiosas, como los Jesuitas.

1 Comments:

At 7:18 p. m., Blogger El Perdíu said...

Enhorabuena por el blog. Creo que le pides demasiado a ZP. No da para tanto...
Un saludo

 

Publicar un comentario

<< Home